"Paso de Linux, es muy complicado", PARTE 1

Si me diesen un euro por cada vez que alguien me dice esta frase (o alguna de sus variantes casi sinónimas), podría hacerme una piscina en la azotea. Con trampolín. Aunque entiendo que la gente piense eso, porque Linux es muy, muy, muy complejo... Por eso yo, que soy ingeniero técnico en informática, te voy a explicar a lo largo de varios artículos cómo resolver en Ubuntu algunas cuestiones cotidianas que en Windows resultan de lo más sencillo...

HOY: CÓMO INSTALAR PROGRAMAS EN UBUNTU

Algo tan importante como es tener tu sistema a punto con el software que necesitas y que es tan simple de realizar en Windows (busca el programa, o mejor ¡cómpralo!, inserta el disco, busca el programa de instalación y lánzalo, acepta el contrato de usuario final y mete la clave, marca las opciones y, si no tienes ningún fallo, doble click en el acceso directo), puede ser una auténtica pesadilla en Ubuntu. Y si no, observa (pulsa en las imágenes para verlas en su tamaño original):

Paso 1: lanza el Centro de Software de Ubuntu (en versiones anteriores de la distribución, "Añadir/quitar programas"). Cuidado, que hay que hacer 'click' en el sitio correcto, no vayas a cagarla ahí.

Paso 2: escribe en el campo de búsqueda palabras claves o nombre del software que deseamos instalar, por ejemplo, "mp3 tagger", "captura pantalla" o, en mi caso, "amarok". Aquí la dificultad está en que escribas mal lo que quieres, por ejemplo, "plosesador" en vez de "procesador" o "bectorial" en vez de "vectorial".

Paso 3: selecciona el programa que quieres instalar y dale al botón de "ver detalles". Es la flecha verde que hay justo a la derecha del nombre del software.

Paso 4: dale al botón "Instalar". Si ves que no pasa nada, es que a lo mejor le has dado a "Sitio web" (se detecta porque de pronto aparece la página web del programador de ese software), o a lo mejor es que le has hecho click con el botón derecho en vez de con el izquierdo. O a lo mejor no tienes ratón y estás pulsando los botones del mando del aire acondicionado (se detecta porque empieza a hacer frío espontáneamente en la habitación).

Paso 5: introduce la contraseña de administrador (en Windows no es necesario este engorro; eso sí, muchos virus y software mierdoso podrían aprovecharse de ello, aunque es algo muy poco probable...).
Paso 6: si no te has equivocado en alguno de los pasos anteriores, tu programa deberá estar instalado en su categoría correspondiente. El hecho de que tu sistema no se haya ralentizado tras la instalación puede desconcertarte.

Espero haberte servido de ayuda. Si aun así experimentas problemas, es posible que encuentres algo de apoyo en el portal de usuarios de Ubuntu en español. Aunque no esperes mucha amabilidad, porque los usuarios de Linux no son demasiado solidarios con la gente que anda perdida, es infinitamente mejor el servicio de asistencia técnica de Microsoft...

Un saludo desde Karmic Koala.

3 comentarios: (Comenta)

Megrez dijo...

Por cierto, y antes de que alguien me maldiga en lengua HOYGAN por esto, que conste que lo he escrito desde el cariño más absoluto :)

Jose dijo...

"O a lo mejor no tienes ratón y estás pulsando los botones del mando del aire acondicionado (se detecta porque empieza a hacer frío espontáneamente en la habitación)."

Maravillosa entrada, genialmente escrita y culminada a mi parecer con esa grandísima idea. Esperaré con ilusión las siguientes entradas

Megrez dijo...

¡Me alegro, Jose! Para este fin de semana (si las correcciones de exámenes me lo permiten) voy con la parte 2, sobre las actualizaciones del sistema operativo.

Me alegra que te guste. ¡Nos vemos por aquí!

Publicar un comentario